Los tiempos actuales precisan de una masa crítica de seres despiertos, ¡trabajemos para ampliarla!

Los tiempos actuales precisan de una masa crítica de seres despiertos, ¡trabajemos para ampliarla!

viernes, 22 de abril de 2011

Canalización de Jesús de Nazaret por Kris-Won (23-04-2011)



J E S Ú S    D E    N A Z A R E T



“Yo soy el camino, la verdad y la vida.”

Cuando dije eso, no me refería a que sólo los que se llamen cristianos pueden salvarse.  Me refería a que sólo aquellos que lleven a la práctica mis enseñanzas en la vida diaria podrán alcanzar a Dios.  Sean estos cristianos, musulmanes, budistas o hindúes.  Porque todas las religiones tienen una base común, y una persona buena será aquella que siga los preceptos básicos de todas las religiones.  De hecho, sólo cambian algunos matices de una religión a otra, pero la base moral sigue los mismos patrones en todas ellas.

En cuanto a la verdad, ésta es única; no existe una verdad para cada religión o camino espiritual.  Encontrarla dentro del corazón de cada uno, es el deber de cada persona.

¿Y la vida?  ¿Qué sería la vida, sin el Amor que la hace florecer y la hace hermosa?  ¿Puede la vida ser coloreada con más alegría y felicidad, que compartiendo el amor que sienten en sus corazones con los demás?

Aunque vean que el mundo se ponga al revés, a pesar de que no les guste lo que vean y oigan, aún así continúen amando y compartiendo ese amor con sus semejantes.  Ya se lo enseñé cuando estuve con ustedes en la Tierra, “Ama a Dios con todas tus fuerzas, y al prójimo como a ti mismo.”

Sean los motores del cambio; no se creen enemigos en la Tierra, sino más bien rompan todos los lazos que los esclavizan a personas o a situaciones indeseables.  Cuanto menos fardos lleven, más cómodo y rápido viajarán.

Finalmente, sean instrumentos de Dios, y actúen en todo momento y siempre para agradarlo a Él y para servirlo.  Háganlo así, y ninguna acción que emprendan acabará en fracaso (bueno, a menos que necesiten vivirlo como experiencia transmutadora).

Avancen sin temor, siempre hacia adelante y con la mente puesta en su meta, y yo me comprometo a guiarlos de la mano hasta el devenir luminoso que les aguarda.

Los amo con un amor total e incondicional.  Hagan lo mismo con todos sus semejantes; nada de este mundo les proporcionará una dicha mayor.


                                    Jesús de Nazaret





domingo, 17 de abril de 2011

Canalización del Papa Juan Pablo II por Kris-Won (17-04-2011)



J U A N    P A B L O    I I


            No me he alejado de ustedes, y continúo velando porque el mundo sea mejor, con menos injusticias y con más alegría y felicidad.



            Que el Señor bendiga a cada una de las personas que lean esta carta, así como a cada ser humano de los que pueblan todos los rincones del mundo.

            Mi corazón está triste, porque el hombre no ha sabido responder al llamado del Señor, para que aquellos en situación más favorecida se esfuercen por aliviar el pesar y cubrir las necesidades básicas de aquellos otros a los que la vida no les ha sonreído y les ha mostrado su lado más duro y penoso.

            Durante el período en que fui Papa en el Vaticano mi preocupación básica fue esa, tratar de mejorar las condiciones de aquellos golpeados por las vicisitudes de la vida, ya fueran pobres, enfermos, presos o cualquier persona víctima de algún tipo de calamidad personal.

            ¡El mundo está tan falto de caridad, de misericordia y de solidaridad!

            Yo quisiera desde aquí hacer un llamamiento a la caridad de las personas que puedan considerarse pudientes económicamente, para que no piensen sólo en ellas mismas, y que ayuden de alguna forma a paliar las dificultades de tantas y tantas personas que están sufriendo de una u otra forma.

            Nosotros seguimos haciéndolo también desde el otro lado, pues, como bien saben ustedes, la vida no se detiene con la muerte del cuerpo, sino que continúa en el más allá, sólo que con una vestimenta más sutil y libre de las limitaciones del mundo físico.  También nos ocupamos de las tareas que nos han sido asignadas por jerarquías elevadas, que sirven a su vez a los demás y nos ayudan a nosotros a dedicar nuestra existencia a ayudar a otras almas que viven en el mundo a ver la luz dentro de la oscuridad que ellas mismas se han autoimpuesto, a causa de sus acciones erradas en el pasado.

            El servicio hacia los demás no cesa nunca, y no se frena con la desintegración del cuerpo material, pues sólo éste regresa al polvo.  Pero bienaventurados sean, en verdad, aquellos que ya comenzaron a sentir la necesidad de ayudar a los demás estando aún en vida, y no han necesitado trascender la vida humana y entrar en el mundo espiritual para darse cuenta de ello.  ¡Sí, bienaventurados sean!

            Porque lo cierto es que aquella persona que haya vivido una vida dedicada a la satisfacción de sus propios intereses egoístas, ¡es una persona que ha malgastado su vida!  Si ha acumulado una fortuna, su riqueza se la comerán las polillas, y si se ha ocupado únicamente de su propio beneficio, se dará cuenta cuando ya sea tarde, que no ha ayudado a mejorar la existencia de nadie y que, por lo tanto, su vida no habrá valido nada, por no haber sabido darle nada a los demás.

            Una persona buena es un tesoro en la Tierra, y lo triste del caso es que hay muchas personas bondadosas encarnadas, que no hacen todo el bien a los demás que podrían hacer, por no haberse librado del engaño de que están ‘separados’ de todos los demás seres humanos.

            Si supieran que, muy al contrario, todos los seres humanos de toda la Tierra estamos unidos por un vínculo espiritual único, no establecerían diferencias entre lo que es de ellos y lo que es de los demás, y no dudarían en mejorar las condiciones de vida de otras personas, como si fueran las suyas propias.

            En estos tiempos difíciles en que nos encontramos, solicito la ayuda y el apoyo de toda la humanidad, no sólo de la comunidad cristiana, sino de toda la raza humana, para que mediante el servicio desinteresado y la oración entregada y concentrada, ayuden a paliar en la medida de los posible el sufrimiento de los demás hermanos y hermanas que lo necesiten.

            Que el amor de Cristo, de María y de Dios Todopoderoso, bendigan las almas de aquellas mujeres y hombres que se vuelquen hacia aquellos que sufren y que están perdidos en una vida de soledad, de penurias o de carencias, ya sean afectivas, como los ancianos, o materiales, como los pobres o los desahuciados.

            No me he alejado de ustedes, y continúo velando porque el mundo sea mejor, con menos injusticias y con más alegría y felicidad.

            Los bendigo a todos, en el amor de Cristo resucitado, que es el mismo amor que siente Dios Padre por todas sus criaturas.


                                                     Juan Pablo II


sábado, 16 de abril de 2011

Canalización de Sta Catalina Thomàs por Kris-Won (16-04-2011)




Santa  Catalina  Thomàs



Señor, ofrezco todos mis actos
         Como una ofrenda hacia Ti
         He aquí a tu esclava
         He aquí a la esclava del Señor.

         Amado Jesús, recíbeme
         Sáname, condúceme
         Porque sin ti estoy perdida
         Y nada soy en verdad.

         Y cuando me equivoque
         Porque no he pasado Tu prueba
         Concédeme Tu perdón
         Y ten misericordia de esta pequeña criatura.

         Amado Cristo, Pastor de todos los hombres
         Condúcenos de Tu mano ensangrentada
         Y recuéstanos sobre tu costado lacerado
         E instrúyenos en el supremo sacrificio.

         Te pedimos Señor Dios nuestro.

         Amén.


domingo, 3 de abril de 2011

Canalización de Sathya Sai Baba por Kris-Won (04-04-2011)




            Queridos hijos:

   
    Quiero escribirles unas líneas, pues es mucho el padecimiento que estoy sintiendo en los corazones de mis devotos y de los seguidores de mis enseñanzas, y quiero aliviarlos para que no sufran por mí.

    Mi cuerpo está postrado sobre la cama, recuperándose de la intervención que los médicos han efectuado, colocando un marcapasos en él.

    Pero mi Ser refulgente y átmico continúa su periplo entre ustedes; los sigo acompañando, mimando, protegiendo como las pestañas protegen los ojos, sin descansar tan siquiera un momento.

    Mi mayor felicidad es hacerlos felices a ustedes, amados míos, mis Bangarus, y no conozco lo que es buscar un entretenimiento para mí, pues todo lo que hago, absolutamente todo, es para el gozo y disfrute de ustedes.

    Deseo elevarlos hasta las alturas espirituales que pretendo; esa es mi Misión, para la cual he venido en este cuerpo.

    Y pueden permanecer tranquilos, mis hijos, porque hasta que no haya cumplido toda la labor que he venido a realizar, este cuerpo continuará funcionando, y el corazón que lo anima seguirá latiendo, sea con la ayuda de este marcapasos o sin la ayuda de él.

    Esa es mi Divina Voluntad, ese es mi Sankalpa.

    De manera que no sufran más, no lloren más por mí, pues sus lágrimas me atraviesan el corazón ¡como si fueran hierros candentes!

    Quiero tranquilizarlos, para que continúen con su Sadhana, con su servicio, cantando sus Bhajans y alabanzas a Dios, con la mente tranquila y el corazón henchido de felicidad, demostrando así que son dignos devotos de Dios.

    Yo los bendigo, y los sigo acompañando siempre, se encuentren donde se encuentren, porque mi presencia en ustedes es su aliento mismo.

    Yo soy de ustedes y ustedes son míos, y esa circunstancia no cambiará nunca jamás, mientras dure la Creación y nosotros seamos parte de Ella.

    Y así continuará siendo durante los siglos venideros, sin que eso cambie.

    Los atraigo hacia mi Ser en un profundo y eterno Abrazo Cósmico.

                                                      Vuestro Swami


sábado, 2 de abril de 2011

Carta desde Japón




Todas vuestras voces de amor y apoyo están llegando aquí. He leído
todos vuestros mensajes, pero siento no poder responder a cada uno
personalmente. Todos sentimos que estáis con nosotros.
Gracias.
Gracias.
Queridos amigos,
Tengo otro favor que pediros.
Desde anoche empezamos a reunirnos entre amigos a las 21h en Japón
para orar y meditar.
Creo en el poder de la meditación y la oración.
Es la forma más fácil y más poderosa para conectarnos a todos.
Hay dos puntos en los que nos podemos enfocar. En primer lugar, NO nos
centramos en la desdicha personal. Nos centramos en sanar a toda la
humanidad, en toda la existencia y todo el planeta Tierra. En segundo
lugar, nos centramos en transformar la ultranegativa energía
radiactiva en la ultrapositiva energía del amor .
La energía no se destruye, pero puede transformarse.
En la práctica, esto es lo que hacemos: en primer lugar, abrimos
nuestro corazón. A continuación, visualizamos a la Tierra cubierta con
luz dorada que entra en toda existencia individual hasta que la Tierra
comienza a brillar por sí misma, y rezamos para que una sustancia de
hielo azul enfríe el reactor nuclear y lo convierta en la cosa más
bella que cada uno pueda imaginar. (¡Un amigo lo transformó en una
hermosa rosa roja!)
Podéis hacerlo de otro modo, pero es importante centrarse en lo mismo
a cada momento.
Incluso si no cree en ello, por favor, inténtalo. Quedan muy pocas
cosas que se puedan hacer y una de las mejores es ésta.
No sé cuánto tiempo nos queda, pero como dijo Martin Luther King:
"Aunque el mundo se fuera a acabar mañana, todavía hoy plantaría un
árbol". Y esta es mi manera de plantar el árbol. Por favor, únete a
nosotros!
A las 14h (hora española), durante 15 minutos. (a las 9 am, hora argentina).
Me dicen que ahora mismo me vaya del país o hacia el sur de Japón.
Pero siento que estoy en el lugar adecuado en el momento adecuado.
Por favor, envía la convocatoria de esta oración/meditación a tus
amistades. ¡¡Gracias!!
Con amor,
Megumi